La diferencia entre un bucle de acción y un habito puede ser a veces confuso, pero intentaremos describir la diferencia entre los dos. En ambos casos son conductas aprendidas y por lo general lo maneja la mente subconsciente, la diferencia radica en su estructura.

El mas conocido es el comportamiento por medio de un habito, en este son conductas aprendidas a través de la costumbre, los valores con los que crecemos, e incluso el contexto en el que vivimos, un ejemplo de ello es el habito de estudio, o la religión que practicamos, en lo personal conozco a varias personas que no han elegido su religión conscientemente, ya que en casa se inculco una.

Los llamados bucles de acción es un concepto que se utiliza en la programación, se ejecuta en tres pasos, el primero es  un disparador, siguiendo con una rutina como segundo paso y por ultima obteniendo una recompensa, un ejemplo puede ser el caso de un fumador, el disparador podría ser el estrés, la rutina será encender un cigarro y la recompensa es calmar el estrés.

Tanto los hábitos como los bucles de acción suelen ser inconsciente porque no nos damos cuanta de la ejecución del comportamiento.

El 95% de las cosas que hacemos durante el día, son bucles de acción aprendidos, donde el cerebro se pone en modo Stand-by. Esto quiere decir que el cerebro apenas trabaja.

Ese 95% de bucles de acción se convierten en hábitos conforme el tiempo pasa.

Esto significa que sólo un 5% de las cosas que hacemos son decisiones conscientes. Un 5%!!!!

Para poder cambiar nuestras rutinas es fundamental saber cuál es el disparador que las genera. En el momento en el que descubrimos el disparador, tenemos la oportunidad de cambiar ese 95% de rutinas aprendidas y obtener la recompensas que queremos en nuestras vidas.

Otro detalle  que hay que tomar en cuenta es el sentido del ser, me refiero al bucle de acción, pudiera ser un mecanismo de defensa psicológico, que nos ayudara a cuidar de la mente con sus rutinas. Volvemos al ejemplo del fumador donde el disparador es el estrés, y su rutina es encender el cigarro y la recompensa es calmar el estrés. Esto con el tempo se convertirá en un habito, y tal vez con el tiempo deje de tener sentido esta habito produciendo a llevarnos a una vida sin sentido donde ya ni el fumar me calma.

Esto significa que podremos cambiar las rutinas aprendidas y obtener el sentido de vida que deseamos por otras nuevas. Ese 95% de bucles de acción seguirán existiendo. Lo que aprenderemos a hacer es sustituirlo por rutinas que nos acerquen a nuestro objetivo, que trabajen a nuestro favor, y no a la contra.

Te aconsejo que hagas tu cita ahora mismo, para cambiar tus hábitos y tus bucles de acción, no dejes que el tiempo siga avanzando y no te puedas acercar a la vida que tu siempre haz querido.

Anuncios