La naturaleza es sabia y no se equivoca, siempre encuentra la sabiduría de los momentos, de cada etapa, de cada ciclo, como un árbol que deja caer sus hojas con toda tranquilidad cuando el viento comienza hacerse frío y constante, todos nos damos cuenta de ese cambio, lo sentimos en el rostro, nos protegemos, nos damos cuenta que tiempos mas fríos comenzaran, y las hojas comienzas a pintarse de colores amarillo y naranjas, mientras el árbol comienza a dejarlas ir, una a una, con toda tranquilidad.

Es una gran instinto, la magia de la belleza del árbol esta dentro de él y la guarda, la protege del invierno congelante y espera, espera que el invierno pase, espera por el momento adecuado, el sabe que dentro de él esta la vida.

Y por fin el viento deja de ser frío, los colores habituales de la primavera se asoman alegremente construyendo las vistas hermosas lleno de verde y colores vivos, el árbol comienza a liberar su magia, es momento de exteriorizar su conocimiento, de compartir su belleza, de ser él.

Cada etapa de la vida tiene un despertar, pero el proceso es completo, desde otoños, inviernos, primaveras y veranos, en si máximo esplendor. No desesperes, solo tenemos que armonizar nuestra emociones con estas etapas.

Claro que si necesitas ayuda para saber controlar estas etapas no dudes en pedirla, habla, explora, deja que tu instinto te ayude a reconocerte.

Felices Año nuevo, Dios los leen de bendiciones y salud y gracias por este 2016 que nos trajo muchos retos y creo yo supimos crecer.

Anuncios