Probablemente piensas que el duelo se refiere a la pena o dolor que se sufre cuando alguien querido pasa a mejor vida y tienes razón, también lo vemos como el estado en que uno se encuentra ante una pérdida, sea la muerte de un ser querido o de una mascota, el rompimiento con la pareja, la pérdida de un empleo, una habilidad o capacidad, o incluso de algún objeto que sea preciado.

El dolor  ante la pérdida a veces puede ser enorme y difícil de manejar, puede durar mucho o poco, dependiendo de la persona y las circunstancias, pero lo que es cierto es que eventualmente el duelo debe terminar y la vida debe seguir su cauce.

Un duelo normal se da alrededor de 6 a 8 meses, entendiendo que en este plazo la persona doliente se va adaptando a la ausencia y recreando o fortaleciendo actividades de bienestar, sin embargo es totalmente natural que aun se tenga dolor por la perdida.

 

“El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional”

Viktor Frankl

En muchos casos la tristeza, ansiedad y el dolor,  puede paralizarnos o cambiar nuestra vida de maneras que te afectan negativamente, y es difícil dar el siguiente paso, se determina que el duelo se hace patológico cuando pasan 8 meses y no se logra tener una vida funcional. Justamente para ello están los psicólogos y/o tanatologos, para ayudarte a salir de la complicada telaraña emocional que representa un duelo.

Es importante considerar que cada persona tiene su propio ritmo y carece de sentido tratar de hacer que alguien termine su duelo. Si la persona lleva demasiado tiempo en el duelo y no sabe cómo manejarlo, lo mejor será buscar un especialista quien ayude a través de técnicas psicoterapéuticas de gran utilidad, pero si la persona persistir en el duelo, será necesario que se busque otro tipo de ayuda tal como un psiquiatra, que por medio de fármacos ayudara a calmar la depresión o ansiedad y posteriormente se inicia la terapia psicológica con el fin de adaptarse a su nueva realidad.

El duelo pasa por 5 etapas, estas etapas con un psicólogo o tanatologo que lo este acompañando en estas etapas suele ser de ayuda su experiencia. explicare un poco mas estas etapas:12874597_566349203542247_1991246798_o

  1. El shock, en esta etapa existe confusión, no alcanzas a comprender incluso que es realidad y que no.
  2. Negación, es un mecanismo de defensa psicológica que nos ayuda en no desquiciarnos,  negamos la realidad, sentimos que en cualquier momento nuestro ser querido entrara por la puerta o que esto es un sueño, es normal que este estado dure meses.
  3. Ira/Coraje, la persona doliente empieza a enojarse con su contexto, con familiares, con Dios, suele andar de muy mal humor. En este estado es común que las personas nos digan que están cansados y toman decisiones impulsivas.
  4. Depresión, La persona va aceptando su nueva realidad y esto es doloroso ya que se da cuenta de que su mundo anterior no encaja con el actual, es muy común vivir aislados, serios, dormidos. aunque en terapia la depresión se puede reconstruir en reflexión 
  5. Aceptación, La persona por fin acepta su nueva realidad, comienza ser funcional de nuevo, es posible que aun haya dolor en especial en los casos de perdidas de seres queridos, pero este dolor ya no es paralizante.

Espero que esta información se de utilidad y pueda orientarnos un poco mas sobre los casos de perdidas importantes, recuerda que estamos a sus ordenes en:

Centro Medico de Especialidades Av. Americas 201 en el consultorio 205 Tel (656)611.10.22

Anuncios